Añade tu nombre

Standard Bank y Sumitomo Mitsui Banking Corporation:

No al financiamiento del oleoducto de África Oriental

El Standard Bank, la principal entidad crediticia de África, y la Sumitomo Mitsui Banking Corporation (SMBC) del Japón están a punto de financiar un oleoducto de petróleo crudo de 1.443 kilómetros a través de Uganda y Tanzanía. Si se construye, el oleoducto de petróleo crudo de África oriental (EACOP) sería el oleoducto de crudo calentado más largo del mundo y se prevé que causará el desplazamiento a gran escala de comunidades y planteará graves riesgos para los entornos protegidos, las fuentes de agua y los humedales tanto en Uganda como en Tanzanía.

El oleoducto es una amenaza para la situación laboral y los medios de vida de decenas de miles de personas, y es probable que dé lugar a violaciones de los derechos de las comunidades que se encuentran a lo largo de su recorrido, incluyendo reasentamientos. Este proyecto cruzará la cuenca del Lago Victoria, donde un derrame de petróleo podría resultar desastroso para los millones de personas que dependen de la cuenca para obtener agua potable y para la producción de alimentos. Además, amenaza con abrir a la extracción de petróleo ecosistemas críticos como el Parque Nacional de Murchison Falls, un hábitat para elefantes, chimpancés y mucha otra vida silvestre.

Además, se estima que tan solo las emisiones de la quema del petróleo transportado a través del oleoducto son de 33 millones de toneladas de CO2 por año, en un momento en que los científicos del mundo nos están diciendo que los nuevos desarrollos de combustibles fósiles deben detenerse si queremos enfrentar la crisis climática.

El Standard Bank, a través de su filial ugandesa Stanbic, y el SMBC están dispuestos a ignorar estos impactos y la oposición de grupos locales para proceder a la recaudación de un préstamo de 2.500 millones de dólares para el proyecto. Pero una fuerte protesta podría detenerlos. El gobierno ugandés espera firmar un acuerdo para proceder con el oleoducto en los próximos meses, así que tenemos que actuar rápidamente. Por favor, firma la petición y pide a los bancos que no financien este proyecto y que en cambio orienten su crédito hacia proyectos ecológicos que transformen positivamente las economías de África Oriental para las generaciones futuras.


y 39 organizaciones de la sociedad civil de Uganda, Tanzania y la RDC que no han sido nombradas debido a problemas de seguridad.

   

 

 

 

 

Dear Standard Bank, Stanbic and Sumitomo Mitsui Banking Corporation,

The East Africa Crude Oil Pipeline poses unacceptable risks to both the global climate and local people and nature. Oil exploration and development in the region has already been associated with human rights abuses and illegal resettlement, and the pipeline poses a high risk of further abuses. Relocation and loss of land from the pipeline threaten the employment and livelihoods of tens of thousands of people. 

The pipeline will cross the Lake Victoria basin for a length of some 400 kilometres. This lake basin supports the direct livelihoods of more than 30 million people in the region, for whom an oil spill could prove disastrous. 

The climate impacts from burning the oil that the pipeline would transport will surpass the potential financial gains the host countries are expecting to generate, at a time when the world is heading for a climate crisis. There is no room in the world’s carbon budget for this kind of massive new oil infrastructure. Further, the project presents unacceptable risks to local people, natural ecosystems and wildlife and threatens to open up Uganda’s Murchison Falls National Park to oil extraction.

Further, oil from the EACOP pipeline will not directly benefit local people but will be destined for export markets. Rather than bringing wealth, oil extraction in Africa has too often been associated with the ‘resource curse’ and extreme, intractable poverty - a fate which Uganda and Tanzania can still escape. We strongly urge Standard Bank, Stanbic and Sumitomo Mitsui Banking Corporation to publicly commit not to finance this project. 

Estos bancos están ignorando actualmente los impactos del oleoducto y la oposición al proyecto por parte de grupos locales. Pero una fuerte protesta pública podría detenerlos. Actúa ahora:

Hola !

Tenemos tu información de contacto guardada desde la última vez, simplemente haz clic en el botón siguiente para continuar.

No eres ? Salir

Al tomar esta acción, confirmas que estás de acuerdo con nuestras condiciones de servicio y política de privacidad. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Al tomar esta acción, confirmas que estás de acuerdo con nuestras condiciones de servicio y política de privacidad. Puedes darte de baja en cualquier momento.